Adaptación de espacios al comercio electrónico

adaptación de espacios al comercio electrónico

Si cuentas con un local comercial y quieres dar cabida al comercio electrónico en el mismo, es interesante hacer una reforma de calidad para adaptar el espacio a las necesidades actuales. Tienes que pensar que cada vez son menos las personas que van a una tienda a probar algo o a ver el producto para comprobarlo allí directamente. La mayoría prefieren la comodidad de comprar online en cualquier momento y desde donde los consumidores deseen. Los sistemas de envíos y devoluciones son rápidos y efectivos y eso es algo muy valorado por quienes han cambiado sus hábitos de compra. Ahora te toca a ti dar un lavado de imagen a tu local comercial y un cambio de rumbo a tu estrategia empresarial. Es por eso que vamos a profundizar en la adaptación de espacios al comercio electrónico. ¡Mira todo de lo que debes disponer!

Valora la adaptación de espacios al comercio electrónico 

  1. Espacio de almacenaje: Es más que probable que solo tengas un pequeño rincón para poder almacenar los diferentes productos que te mandan tus proveedores. Ahora debe ser ampliado. Tienes que contar con unas instalaciones que te permitan guardar todos los pedidos y tenerlos ordenados hasta que sean entregados. Esto es si te decides, tanto por un local como punto de recogida como por un espacio desde donde se hacen envíos. Puedes optar por estanterías para paquetes de distintos tamaños y también existe la posibilidad de crear algo automatizado que facilite la organización de todo lo que se va a entregar. También puedes usar taquillas independientes para que todo producto se mantenga protegido hasta que sea recogido o enviado. 
  2. Minimiza el espacio destinado a la venta: Dentro de la adaptación de espacios al comercio electrónico, aquí tienes otra clave. Quizás no necesitas tantos metros para percheros, estanterías, probadores o, en definitiva, tanta superficie para cualquier tipo de venta y puedes concentrarlo todo en modo showroom. Hablamos de una exhibición de productos que no se tarde en ver y, posteriormente, ya serán comprados por los usuarios a través de Internet.
  3. Aumenta la conectividad: Equipa tu local con buenas conexiones para que el software que utilices para la gestión de los pedidos en línea tenga un funcionamiento óptimo. Los usuarios buscan, prácticamente, la inmediatez en sus compras y tú debes disponer de la máxima cobertura y una gran velocidad. 
  4. Áreas de empaquetado y envío: Lo mejor es tener dos zonas independientes. La de empaquetado debe ser amplia y con la suficiente comodidad para envolver sin problemas, dando la correcta protección y estética al producto. En la de envíos debes priorizar la organización para que salgan en los plazos establecidos. 

En CM-Ibérica, como expertos en reformas de locales comerciales en Barcelona, podemos ayudarte en la adaptación de espacios al comercio electrónico. ¡Da el salto!

Ir arriba
Ir al contenido