La importancia de la comodidad. ¡Elige mobiliario ergonómico!

mobiliario ergonómico

La ergonomía es clave en el mobiliario de cualquier oficina actual. Si se busca la comodidad y la salud de los empleados, a través de una buena higiene postural, se les debe dar aquello que necesitan en el día a día. Un trabajador que ejerza su desempeño con el material adecuado y que es cuidado por la empresa es un trabajador motivado y listo para ofrecer una gran productividad. Además, hay que recordar que la ergonomía no solo debe estar presente en aquellos elementos destinados al trabajo, sino que también debe aparecer en las zonas de descanso y relajación. En CM-Ibérica, como especialistas en reformas de oficinas en Barcelona, apostamos por el mobiliario ergonómico para los trabajadores. ¿Quieres saber qué tipo de mobiliario ergonómico no puede faltar en tu oficina? ¡Aquí lo tienes! 

Mobiliario ergonómico: Comodidad, funcionalidad y salud

  1. Silla ergonómica: Imprescindible dentro del mobiliario ergonómico del lugar de trabajo. Lo ideal es que se pueda ajustar en altura, que tenga reposabrazos que se puedan ajustar y que la parte lumbar también sea ajustable para garantizar una buena postura de la espalda. Además, también deberá ser giratoria para facilitar cualquier movimiento del trabajador. 
  2. Mesa de trabajo: Lo principal es que sea ajustable en altura, lo que permite trabajar al empleado de formas distintas. Puede estar sentado, que es la postura habitual, pero también permite que pueda realizar sus tareas de pie. Esa combinación resulta sana. Además, es buena idea que debajo del mismo exista un reposapiés. El mismo hace que los pies, en los que terminan muchos nervios, descansen. Favorece una correcta circulación sanguínea.
  3. Biombos móviles y paneles acústicos: Son ideales para conseguir separación de espacios, en función del trabajo que se esté llevando a cabo. Además de generar independencia y privacidad en diferentes zonas, son fundamentales para que no se escuchen ruidos, los cuales pueden llegar a ser muy molestos para los trabajadores, que pierden la concentración y sufren dolores de cabeza.

Además de este mobiliario ergonómico, también hay que tener en cuenta algunos factores en diferentes accesorios o elementos que ayudarán a trabajar con comodidad:

1-   Monitor ajustable: Es clave que su altura pueda ser regulable. Es lo que permitirá al trabajador situarlo a la altura de sus ojos o un poco más bajo. Todo lo que salga de este guión hará que esté forzando la vista y el cuello. Las molestias cervicales pueden derivar en algo muy doloroso y molesto, con lo que hay que cuidarse antes de que vaya a más. 

2-   Teclado y ratón: Todavía son demasiados los que siguen confiando en los modelos de siempre, pero la realidad es que los hay mucho más modernizados y con formas perfectas para la adaptación de las manos y los dedos. Estos son los que permiten que no haya lesiones en muñecas y falanges.

Por último, recuerda que la iluminación es fundamental dentro del diseño ergonómico del espacio de trabajo. Intenta regular la misma de manera individual, pensando en las necesidades de cada trabajador. Cada persona es diferente, con lo que su comportamiento en el trabajo también puede serlo. 

Te hemos presentado algunas opciones de muebles que hacen que tu oficina experimente un salto de calidad. Si quieres descubrir más opciones, ponte en contacto con nosotros. ¡Trabajemos!

Ir arriba
Ir al contenido